EE UU inicia en California el reemplazo de otro tramo del muro fronterizo

Cerca de los prototipos del muro fronterizo entre México y Estados Unidos, en Otay Mesa, al este del Condado de San Diego, California, se inició la construcción la semana del 18 de febrero, de otro tramo de una barda secundaria de acero de 9 metros de altura y un tramo de 14 millas, a fin de asegurar la frontera.

El nuevo muro está siendo levantada con presupuesto del año 2018, que consta de una barrera de bolardo que permite la visibilidad entre los dos lados de la frontera y cuenta con una placa en la parte superior para que sea difícil de escalar.

Los muros actuales serán demolidos, pero no se tiene fecha precisa, tras haber sido construidos cuatro de ellos a base de concreto y cuatro de otros materiales, informó el portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

De acuerdo con un reporte interno de la Administración federal difundido en septiembre pasado, dio cuenta de que los prototipos eran en alguna medida vulnerables luego de ser probada su resistencia durante 30 días, no obstante, CBP argumenta que los resultados serán tomados en cuenta de cara a la estrategia nacional de seguridad.

Los ocho modelos, cuya construcción costó entre 300.000 y 500.000 dólares cada uno, fueron levantados a finales de 2017 y al año siguiente el propio presidente realizó una visita para evaluar su potencial efectividad de cara a disuadir el cruce de indocumentados.

En tanto que, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, apeló este viernes 22 a la Constitución para reunir apoyos en el Congreso con el fin de detener la emergencia nacional decretada por el presidente Trump para financiar el muro en la frontera con México.

La construcción se realiza por parte de la CBP y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (Usace). Con información de EFE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *