En EEUU el desempleo cae a su nivel más bajo desde 1969

En septiembre la tasa de desempleo en Estados Unidos cayó a 3,7%, la más baja desde 1969, época en la que los jóvenes eran reclutados para combatir en Vietnam y la industria automotriz estadounidense y el programa espacial estaban en su apogeo.

El pasado viernes 5 de octubre el Departamento del Trabajo reportó que la tasa se redujo respecto al 3,9% del mes previo después de que los empleadores crearan 134.000 plazas, una cifra que probablemente se redujo por los efectos del huracán Florence. No obstante, prolongó una extraordinaria racha de ocho años y medio de crecimiento mensual en el número de empleos, la más larga de la que se tenga registro.

Durante ese periodo se han sumado casi 20 millones de personas a la fuerza laboral del país desde la Gran Recesión, que le costó su trabajo a casi 9 millones de personas.

La baja tasa de desempleo -la mejor en casi 49 años- refleja una economía saludable impulsada por un fuerte consumo y la inversión empresarial. De hecho, las contrataciones son tan sólidas que los empleadores han tenido problemas para cubrir vacantes, y algunos se han visto obligados a ofrecer salarios más elevados.

Pese a las tasas de desempleo similares, la economía actual es sumamente distinta a la de 1969. Para aquel entonces, la tercera parte de los estadounidenses trabajaba en manufactura, mientras que ahora es apenas el 9%. Ese sólido crecimiento económico de aquel entonces fue impulsado por el enorme gasto gubernamental en la Guerra de Vietnam y por los programas sociales Gran Sociedad. Además de que era menos factible que las mujeres trabajaran.

El gobierno también revisó al alza su estimado de contrataciones para julio y agosto. En lo que va del año, el crecimiento mensual de empleo ha estado promediado 208.000 vacantes en comparación con 182.000 del año pasado.

“La aceleración en el crecimiento del empleo este año es extraordinaria en un ambiente en el que las compañías están teniendo dificultades para encontrar a los candidatos mejor calificados”, expresó Stephen Stanley, economista en jefe de Amherst Pierpont Securities.

En su mayoría los analistas atribuyeron la menor tasa en las contrataciones del mes pasado al huracán Florence, que impactó en las Carolinas y provocó el cierre de miles de establecimientos.

La categoría en la que se incluyen restaurantes, hoteles y casinos perdió empleos por primera vez desde septiembre de 2017, cuando el huracán Harvey impactó el área de Houston, y el mes pasado los minoristas recortaron 20.000 empleos, aunque se prevé que la mayoría se recuperen en los próximos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *