Truquitos de belleza para tener unos dientes blancos

Tener los dientes blancos es uno de los deseos de muchas personas preocupadas por su higiene e imagen exterior.

Es sabido que, con el paso de los años y con distintos hábitos, es normal que las piezas dentales vayan perdiendo su color natural desde la infancia.

También el hecho de beber café, bebidas con color -como por ejemplo las sodas-, el consumo de tabaco y también la comida, pueden contribuir a que los dientes se vean cada vez menos blancos y más amarillentos.

En la actualidad hay muchos tratamientos de belleza o incluso de ortodoncia con los que poder corregir el color. No obstante, en esta oportunidad te daremos una serie de tips para blanquear tus dientes con trucos para realizar desde la comodidad de casa ¡Toma nota!

  • Bicarbonato de sodio y zumo de limón. Esto no debe hacerse de manera abusiva, porque la mezcla podría rallar el esmalte. Simplemente -¡y muy de vez en cuando!-, debes aplicar apenas un toque de bicarbonato de sodio junto a unas gotitas de limón. No es milagroso, pero te ayudará.
  • Evita las bebidas y alimentos oscuros. No es un remedio, sino una prevención. Intenta evitar tomar demasiado café, consumir comidas que tengan colores demasiado oscuros y mantener siempre tus dientes completamente limpios. A veces, el esmalte se ve más amarillento porque no limpiamos todas las piezas después de cada comida en verdadera profundidad.
  • Colores potentes. Esto no blanqueará tus dientes, pero de seguro que ayudará a que se vean ópticamente y de forma ligera, mucho más blancos. Los colores potentes pueden ayudar a que los dientes se vean más blancos desde fuera.
  • Vinagre de manzana. Es especialmente efectivo para blanquear tus dientes. De vez en cuando, frota este líquido con tus dientes y después enjuaga bien tu boca. Este remedio casero ayudar a que se vean de nuevo blancos y radiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *