FALLECIÓ UN BUZO DE LOS EQUIPOS DE RESCATE DE LOS NIÑOS TAILANDESES

El pasado 6 de julio SamanKunan, de 38 años y exmiembro de las fuerzas especiales de la Marina, se quedó sin oxígeno al regresar de la cueva donde se encuentran atrapados los doce niños y su entrenador de fútbol.

Pregunta una periodista “si es tan peligroso que ha muerto un exmiembro de la Marina en la cueva, no significa que es demasiado peligroso para que pasen los niños?”

“Sí, sí. Pero estamos intentando todo para ayudarles de la mejor forma”, dijo el comandante de la Marina, ArpakornYookongkaew.

Lo sucedido originó aún más dudas acerca del plan de rescate del grupo, que se encontraba atrapado desde el 23 de junio en una cueva hasta la fecha antes señalada.

Mientras tanto les estaban dando cursos de natación y buceo, aunque con el drenaje del agua de las cuevas y la ausencia, para el momento, de lluvias se buscaba opciones para rescatarlos a través de huecos en la montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *