Kim Kardashian aboga por Alice Johnson y otros que están encarcelados

La estrella de la televisión Kim Kardashian West tiene la mira puesta en cambiar las realidades de varias personas encarceladas.

Según los informes, Kardashian West, de 37 años, se reunió con el presidente Trump en la Casa Blanca el miércoles 30 de mayo como parte de sus esfuerzos para obtener el perdón de Alice Marie Johnson, una bisabuela que cumple cadena perpetua por una condena por drogas no violenta.

“Si piensas en una decisión que hayas tomado en tu vida y obtienes la vida sin la posibilidad de libertad condicional por la primera ofensa no violenta, simplemente hay algo que está muy equivocado”, dijo Kardashian West anteriormente a Mic sobre Johnson.

Antes de su visita a la Casa Blanca, Kardashian West expresó deseos de cumpleaños a Johnson en un tweet, diciendo: “Hoy es para ti”.

Alice Marie Johnson fue arrestada en 1993 y condenada por conspiración de drogas y lavado de dinero en 1997, informó anteriormente Mic. Ella se involucró con traficantes de cocaína después de perder su trabajo, su hijo fue asesinado, se divorció y su casa fue embargada.

Según los informes, Johnson no vendió drogas ni participó en negocios de drogas, pero admitió haber actuado como intermediaria de los involucrados, transmitiendo mensajes. Fue sentenciada a cadena perpetua sin libertad condicional.

Kardashian West ya ha hablado sobre un perdón potencial para la bisabuela con Jared Kushner, el yerno del presidente que tiene interés en la reforma carcelaria.

En Twitter, expresó que la sentencia de prisión de Johnson es “tan injusta”.

Pero Johnson no es la única persona encarcelada por la que Kardashian West ha abogado.

Tambien ha abogado por, Cyntoia Brown Ahora con 30 años está cumpliendo cadena perpetua por un asesinato que cometió cuando era una prostituta de 16 años.

En noviembre, Kardashian West dijo en un tweet que llamó a sus abogados para ayudar con el caso de Brown.

Matthew Charles es otro preso que Kardashian ha querido darle su ayuda. Charles fue liberado de prisión a principios de 2016, pero está programado que regrese a la cárcel luego de que un tribunal federal indicara que su sentencia reducida fue un error.

Charles, que tiene más de 50 años, ya cumplió 21 años por vender crack a un informante, pero fue sentenciado a 35 años.

Mientras estaba en prisión, Charles tomó clases en la universidad y se convirtió en un asistente legal. Incluso enseñó un programa de GED. Él ha tenido un trabajo desde que fue liberado.

Al compartir la historia de Charles, Kardashian West calificó la situación de “muy triste”.

“Este hombre se ha rehabilitado por completo”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *