EN COLOMBIA FUERON ASESINADOS 23 LÍDERES

Durante el mes de enero 2018, el asesinato de líderes sociales y la violencia en Colombia viene aumentando gradualmente con un total de 23 muertes en todo el país, de acuerdo con datos de distintos organismos e instituciones, cuyas cifras varían.

El Instituto de Estudios para el Desarrollo de la Paz (Indepaz), manifestó a través de un informe deal menos 23 líderes han sido asesinados durante 2018, de los cuales cinco fueron perpetrados por el Ejército de Colombia, uno por grupos disidentes, mientras que del resto (17) aún se desconocen los autores.

Los departamentos con mayor violencia contra los líderes sociales son Antioquia, Cauca, Valle del Cauca, Nariño y Norte de Santander, además de las regiones Chocó (noroeste) y Cesar, explicó el vocero colombiano de la organización Somos Defensores, Carlos Guevara. La mayoría de los asesinatos tuvieron lugar de manera sistemática; en un mismo día asesinaron a varios.

Por su parte, la Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos (Credhos) denunció que lo más resaltante de los casos es la impunidad, puesto que la Fiscalía no ejecuta investigaciones exhaustivas para identificar a los asesinos.

Se conoció que la líder social y ambientalista colombiana Yolanda Maturana fue asesinada por disparos realizados varias veces a su vivienda, en el municipio de Pueblo Rico.

En este sentido, la defensora del Pueblo colombiana, Elsa Gladys Cifuentes, confirmó el asesinato y agregó que había recibido denuncias por indígenas locales sobre asedio de encapuchados.

La líder social era conocida en los departamentos de Risalda (centro) y Chocó por su denuncia de minería ilegal y la contaminación de fuentes hídricas.

Por su parte,Rodrigo Londoño “Timochenko”,líder del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), solicitó una reunión con los países garantes del acuerdo de paz con el Gobierno de Colombia para denunciar la falta de garantías para el colectivo.

Denunció, faltando 37 días de las elecciones al Congreso, que el Gobierno se niega a “desembolsar recursos para la campaña”, lo que está establecido en el Acuerdo de Paz firmado por las partes en conflicto en noviembre de 2016.

De forma que, la Farc recibiría una serie de recursos para participar en la política, recursos que fueron reducidos de lo acordado.

Mientras que el candidato al Congreso por el partido de la Farc, Manuel Garzón, presentó ante la Fiscalía otra denuncia contra el ex presidente Álvaro Uribe Vélez por amenaza, instigación a delinquir, injuria y calumnia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *