A BOMBERA EMBARAZADA NO LE PERMITEN HACER TRABAJOS LIGEROS

Una bombera de Florida que tiene siete meses de embarazo por instrucciones de sus jefes tiene que seguir trabajando normalmente hasta que dé a luz.

La bombera y paramédica Nicole Morris, dijo que su horario indica que debe seguir realizando sus tareas regulares hasta el día previo a su cesárea, aun y cuando por recomendaciones de su doctor no es bueno ni para ella ni para el bebé que trabaje en la calle en esa etapa de su gestación. Asimismo, explicó que se le está haciendo más difícil cargar sus 32 kilos (70 libras) de equipo, dar primeros auxilios y cargar pacientes.

La bombera de 35 años dijo “pasamos un tercio de nuestras vidas dedicados a cuidar a otras personas en el condado de Indian River y ellos no pueden cuidarnos”.

Según administradores del condado de Indian River, el contrato del condado con el sindicato de bomberos indica que los empleados protegidos por el gremio no deben de tener el derecho a tareas ligeras o restringidas debido a enfermedades, lesiones o condiciones (como embarazo) no relacionadas a sus trabajos”. El contrato termina el próximo año.

Dylan Reingold, abogado del condado dijo que “los términos de este acuerdo fueron específicamente negociados y fueron aceptados”. El administrador del condado Jason Brown dijo que el sindicato nunca pidió cambiar la cláusula del embarazo durante las dos últimas negociaciones laborales.

Por su parte John O’Connor, presidente del gremio dijo que él está casi seguro de que durante las últimas negociaciones las políticas de maternidad fueron discutidas y que las bomberas embarazadas deberían ser asignadas a trabajos ligeros.

De igual forma agregó iIr a lugares peligrosos que podrían a estar entre 370 y 540 grados Celsius (700 y 1.000 grados Fahrenheit) pone a la bombera y el bebé nonato en peligro substancial de salir lastimados”.

En relación con las agentes de policía del condado de Indian River, estas son asignadas a trabajos ligeros tan pronto se conoce que están embarazadas. Asimismo, todos los departamentos de bomberos en los condados que rodean Indian River en la costa del Atlántico, en Florida, reasignan a las bomberas embarazadas a tareas ligeras y no les recortan el salario.

Morris dijo que ella tiene 500 horas de tiempo pagado ahorrados, pero que quiere guardarlos para después de dar a luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *