DORTMUND SE DESPIDE DE LA CHAMPIONS LEAGUE

Dortmund.- El Borussia Dortmund se despidió hoy de la Liga de Campeones del fútbol europeo tras caer por 2-1 ante el Tottenham inglés en la fase de grupos del campeonato, ratificando un final amargo que se avecinaba desde el minuto uno del partido.

Un gol de Pierre-Emerick Aubameyang (30′), que regresó al terreno de juego muy motivado tras cumplir un partido de sanción impuesto por su club, parecía encauzar finalmente el rumbo del conjunto negro-amarillo, que desde hace semanas vive inmerso en una profunda crisis.

No obstante, la reacción en la segunda mitad de los ingleses, con dianas de Harry Kane (49′) y Son Heung-min (76′), terminó con el sueño europeo de los alemanes y propició el desastre.

El Dortmund se encuentra al borde del abismo desde hace tiempo: solo alcanzó imponerse en una ocasión en los últimos nueve partidos que ha disputado. Con la derrota de hoy, el equipo selló su caída a los infiernos.

El Borussia Dortmund afrontaba el encuentro de hoy con pocas esperanzas. Era consciente de que tan solo un milagro podría garantizarle su permanencia en la competición europea.

Tras dos empates y dos fracasos en las cuatro primeras jornadas de la Champions League, el conjunto alemán ya no dependía de sí mismo y la más que probable victoria del Real Madrid ante el Apoel de Nicosia, que efectivamente acabó produciéndose y por goleada, le hacía predecir que hoy le tocaría hacer las maletas.

Por primera vez desde 2012, el Dortmund no ha sido capaz de alcanzar los octavos de final. El único consuelo que le queda es que mantiene el tercer puesto del grupo, que da acceso a la Liga Europa.

Ahora, tan solo le resta salvar el honor en el último partido, el de cierre de grupos, que le enfrentará en el Santiago Bernabéu ante al Real Madrid.

Con esta vista, el entrenador del club alemán, Peter Bosz, parece estar a merced de los leones. Desde hace semanas, la prensa especula con su futuro. Hoy el estratega holandés estaba de cumpleaños pero no ha tenido nada que celebrar.

El sábado, ya en la Bundesliga, el Dortmund recibirá en su estadio al Schalke en el clásico de la Cuenca del Ruhr, un partido que despierta algo más que pasiones entre los hinchas amarillos. La pregunta que muchos se hacen hoy en Alemania es si a esas alturas Bosz seguirá dirigiendo el banquillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *