EMPATE ÉPICO DEL SEVILLA QUE DEJA A AMBOS CON LOS DEBERES POR HACER

El Sevilla empató (3-3) en la prolongación de un choque que perdía 0-3 al descanso luego de un baño del Liverpool, pero en la segunda fue todo contradictorio y los hispalenses se lo creyeron, con lo que ahora los dos equipos dejan los deberes de pasar a los octavos para la última jornada.

Cumplía el Sevilla un año sin perder en su estadio, cuando lo hizo ante el Juventus de Turín igualmente en la Liga de Campeones, y parecía que iba a fragmentar la racha, pero llegó un empate inesperado por lo visto en el primer período y el técnico alemán Jürgen Klopp tendrá que volver a esperar  para ganarle al Sevilla, al que ya se ha medido en siete oportunidades, con un balance de tres fracasos y cuatro empates.

Una hora antes del partido, conocido el empate que arrancó el Maribor esloveno en la prolongación del encuentro de Moscú ante el Spartak (1-1), dejó las cosas algo más claras a los dos combatientes del Sánchez Pizjuán.

Ambos se clasificaban matemáticamente para los octavos si ganaban pero el empate no les valía a ninguno para asegurarse estar en la siguiente fase a falta de una jornada para que concluya ésta, aunque también con la derrota dependían de ellos en el último partido para seguir en la competencia.

Habló el técnico local, el argentino Eduardo Berizzo, en la previa que debían manejar bien la presión del choque y tener el control de la situación sin la ansiedad de quererlo ganar pronto. Todo lo planteado se le vino abajo en la primera parte del choque, pero se medio arregló en la segunda mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *