SORPRESIVA DIMISIÓN DEL PRIMER MINISTRO DEL LÍBANO SAAD HARIRI

La inesperada dimisión del primer ministro Saad Hariri abre una era de incertidumbre en el Líbano y puede terminar con el equilibrio entre los partidarios de Siria e Irán y los de Arabia Saudita y Occidente, señalan expertos.

Según Georges Corm, historiador, economista y especialista en Oriente Medio “la dimisión de Hariri es un golpe de Estado saudita”, y destaca que no cree que el ya ex primer ministro, amenazado de muerte, regrese a Beirut.

Hariri, al dejar el cargo, expresó duras críticas contra Irán por su “tutelaje” de la política en el Líbano y a sus “injerencias” en los asuntos árabes, declaración en la que el experto denota una influencia directa de los rivales de Teherán. “Las consecuencias de la renuncia pueden ser graves, ya que EEUU, Israel y Arabia Saudita decidieron cambiar la situación en el Líbano”, añadió.

El analista Haym Mallat, por su parte, afirmó que los motivos de la dimisión de Hariri, se deben “más bien a consideraciones regionales que personales”, pese a que Hariri denunciara un complot para asesinarle.

“La tensión entre las fuerzas regionales”, Arabia Saudita e Irán, “es muy fuerte y creo que (Hariri) prefirió alejarse”, manifestó.

Algunos analistas consideran que la dimisión de Hariri es un golpe duro contra el mandato del jefe del Estado, Michel Aoun.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *